Guitarrería Graciliano Pérez

Guitarrería Graciliano Pérez

En nuestro taller, sonido, comodidad e imagen se unen para conseguir que el guitarrista exigente encuentre un instrumento capaz de satisfacer sus necesidades. La guitarra que construimos es única debido a que siempre utilizamos en su elaboración la técnica más depurada y las mejores maderas con una curación que garanticen el sonido más puro. Esto da como resultado que en nuestras guitarras no existan diferentes calidades.

Actualmente trabaja junto a mí mi hermano Jóse, que con gran habilidad y conocimiento ha puesto en práctica todo lo que le he enseñado, convirtiéndose con los años en indispensable para mi. Hemos ido mejorando guitarra a guitarra gracias a las modificaciones que la experiencia y el tiempo nos ha ido dictando, queriendo lograr un marcado acento flamenco cuando construimos en ciprés y un sonido más modulado en los modelos clásicos. Todo ello con el objetivo de convencer tanto a los que quieren recordar los antiguos instrumentos de Córdoba como a los que desean una personalidad más actual en su sonido.

Al tener una producción limitada puramente artesanal, utilizando técnicas como trabajar con solera por ejemplo, y a que estamos abiertos a realizar modificaciones que nuestros clientes pidan, los plazos de entrega son de varios meses, pero estamos convencidos de que la espera se verá recompensada cuando tenga la guitarra en sus manos.

Aceptamos el reto que supone construir para guitarristas de alto nivel y para grandes figuras del flamenco, las cuales han resultado fundamentales para nuestro desarrollo. Ver nuestras guitarras en sus manos es la mayor recompensa para nosotros y nos estimula y nos obliga a mejorar día a día.

Por último, Córdoba es para nosotros la mejor ciudad para construir guitarras, no sólo por el clima sino también porque en ella se respira el arte flamenco de manera intensa y apasionada otorgándole un sello muy especial a nuestras guitarras.